Combatiendo la desigualdad en el acceso a la salud en medio de la pandemia de COVID-19: enfoque sanitario integral de la OCS

Compartir

A medida que el mundo lidia con los desafíos multifacéticos que plantea la pandemia de la COVID-19, la Organización de Cooperación del Sur (OCS) subraya la urgente necesidad de abordar las desigualdades en el acceso a la salud pública en el Sur Global. La COVID-19 no solo ha puesto de manifiesto las vulnerabilidades e injusticias que prevalecen en las sociedades contemporáneas, sino que también ha dejado al descubierto la disfunción estructural y la inadecuación de los sistemas internacionales para responder de manera eficaz a este tipo de crisis.

La pandemia ha exacerbado las disparidades existentes en el acceso a la atención sanitaria, la educación y los servicios de primera necesidad, especialmente en regiones ya afectadas por la pobreza y la escasez de recursos. Con más de 5 millones de vidas perdidas en todo el mundo, según World O Meter, la pandemia ha sumido a millones de personas en la miseria sanitaria, económica, social y psicológica, afectando de manera desproporcionada a las comunidades marginadas.

Además, las repercusiones económicas de la pandemia fueron particularmente severas en las economías emergentes, donde las pérdidas de ingresos provocadas por esta expusieron y agravaron algunas fragilidades económicas preexistentes. Según el Banco Mundial, la pandemia puso de relieve la falta de preparación de muchos hogares y empresas para enfrentar una crisis de ingresos de tal magnitud y duración.

En los países del Sur Global, donde los recursos ya son escasos, el impacto de la pandemia ha sido especialmente devastador. El cierre de escuelas ha afectado a más de 1,500 millones de estudiantes, exacerbando las desigualdades educativas, mientras que el acceso limitado a la tecnología y al internet ha ampliado la brecha digital, marginando aún más a las poblaciones vulnerables.

La salud integral, que reconoce la interdependencia de la salud humana, animal y ambiental, brinda un enfoque holístico para enfrentar estos desafíos. Al abordar las inequidades en el acceso a la atención médica, promover la educación y la conciencia, y abordar los determinantes sociales de la salud, podemos construir sistemas de salud más resilientes y equitativos.

La OCS considera fundamental abordar las raíces de las desigualdades sanitarias para lograr una vía de desarrollo justo, próspero y sostenible que beneficie al bienestar de las comunidades del Sur Global. En este sentido, la OCS se ha comprometido a promover el acceso universal a atención médica de calidad, garantizar agua y aire limpios, y crear condiciones de vida y trabajo dignas para todos, mediante la colaboración con gobiernos, organizaciones de la sociedad civil y socios internacionales.

Para saber más, lea el Plan Estratégico y el Programa de la OCS sobre su contribución a la salud integral.

قريبا

Très Prochainement

Pronto